sábado, 14 de agosto de 2004

1

Una raza se extingue en los Canales del Sur

1 comentarios

CUANDO los vapores de las líneas de navegación de Magallanes al Norte viajan por los canales Sarmiento, Inocentes, Wide y Messier, hasta salir al Golfo de Penas, frente a las islas de Guayaneco, entre el paralelo 48 y el 53 de latitud Sur, se encuentran a menudo con los últimos representantes de las tribus de alacalufes. Son indios que vagan en canoas, pequeños de estatura, tienen ojos oblícuos y facciones mongólicas, pómulos salientes y dientes fuertes y marfileños. Es difícil encontrar ancianos entre ellos, porque no llegan a una edad avanzada.
Cuando Juan de Ladrillero, el célebre piloto español, fue a tomar posesión del Estrecho de Magallanes en nombre del Rey de España (1557), se encontró con estos indios, y en los relatos de su viaje hizo escuetas descripciones de los aborígenes. En un estudio etnográfico que realizó, los clasificó en cuatro tipos: alikhoolip, pecheray, huemul y chonos. Convivió con ellos y estudió a fondo sus costumbres y dialecto.
El orígen etnológico del nombre no se ha esclarecido con exactitud. Fitz Roy, el célebre navegante inglés que realizó estudios hidrográficos en los canales del sur chileno (1826-36), los llamó alikhoolip, que proviene de una palabra pronunciada a menudo por ellos y que sería la invocación de una divinidad. Sin embargo, sabemos que estos indios no tendrían ideas religiosas y damos más crédito a la otra suposición, que dice que la etimología proviene del dialecto alacalufe: aliculip, que significa "indios en canoa".
Los alikhoolip y huemul están totalmente extinguidos. Sólo quedan algunos individuos de los pecheray y chonos, a los que se denomina alacalufes. Según estudios realizados por el explorador De Agostini, tienen éstos los mismos caracteres étnicos y el mismo dialecto con breves diferencias.
Los indios alacalufes han dado motivo de preocupación a muchos etnógrafos, por cuanto les es imposible aseverar de donde proviene esta raza. Sus facciones mongólicas hace suponer esta ascendencia, pero no se explica cómo hayan llegado a esta parte austral del continente. Además, son atrasadísimos y al contrario de otras tribus indias, no tienen idea religiosa alguna.
Una gran intuición los guía por los canales y las islas que conocen profundamente. Sus observaciones meteorológicas son casi siempre exactas, y adivinan con mucha anticipación el tiempo. Son hábiles marinos traficando en sus débiles canoas primitivas por la peligrosa región de los canales. Para contar se valen de escasos números. Pero tienen idea de orientación. Tal es así que designan los vientos con los nombres de los cuatro puntos cardinales, o sea: acúlator, viento Norte; aculahia, viento Sur; sectíser, viento Este, y acatícser viento Oeste.
Los alacalufes se alimentan con choros, carne de ballenas que llegan a morir a las playas y pájaros que cazan con gran habilidad. Como no disponen de medios es difícil que pesquen. Las últimas tribus viven en contacto con los civilizados. Los cazadores de nutrias le dan armas y municiones como así mismo víveres, a cambio de las pieles, lo que da motivo a una inícua explotación.
Los tripulantes de los vapores, a menudo les dan ropa y provisiones. Por eso, los barcos siempre los sorprenden en las rutas de los canales, donde ellos los esperan. La vista del buque es saludada a gritos: ¡imássi!, como ellos llaman al vapor.
Los últimos descendientes de las tribus alacalufes se extinguen entre el laberinto de los canales australes.
Nosotros los hemos visto abordo, miserables en sus canoas; las mujeres harapientas con sus hijos desnudos. Sin embargo, ríen las indias mientras los críos lloran. Es el llanto de una raza que se va extinguiendo entre los bosques y las islas autrales. Porque hace tres siglos los alacalufes eran siete mil y hoy son apenas 130 seres infelices que en el laberinto inextricable siguen viviendo su existencia nómade, aventurera y primitiva

Osvaldo Wegmann

Comments

1 comments to "Una raza se extingue en los Canales del Sur"

Roberto (Lin linao) dijo...
03:30

Leí al pasar este documento y encontré varias cosas muy extrañas. ¿Cómo es eso de "ausencia de ideas religiosas"? Eso es falso (e imposible).

Por lo demás, en su idioma no se usa el término alacalufe ni ninguno parecido, ellos se llaman a sí mismos kawésqar (de hueso y piel), que significa metafóricamente "humano".

Y no quedan chonos con vida, aunque sí miles de descendientes chilotes, a menos que sea cierta la hipótesis planteada por un explorador de que han pasado unos 200 años escondidos en los canales de Taitao.

Olviden lo anterior, o tómenlo como un comentario explicativo, acabo de ver que es un texto de Osvaldo Wegmann y no una investigación de ustedes. Saludos cordiales.

Ultimos Post

 

Copyright 2013 All Rights Reserved Milodon City Cha Cha Cha