jueves, 2 de marzo de 2006

3

Quiero que sepas

3 comentarios

Que mis padres me abandonaron de niño. Que a los siete años tuve amigdalitis, fue terrible, uno de los dolores más intensos de mi vida. Creo que nada se compara con eso. Tres semanas en cama después de la operación. Un carro tirado por caballos me aplastó la pierna a los diez. Mi abuela me dijo que: "para otra vez tenga más cuidado". Jugando al fútbol tuve esguince y yeso; tres semanas con la pierna derecha inmovilizada. Fatal. A los 17 le rompí la nariz a un matón de la otra cuadra. 8 días preso en la cárcel vieja de Puerto Natales. A los 23 me casé, me separé y las dos cosas fueron bestiales. No quiero hablar de ello. Me niego hablar sobre ello. Sufrí. Tres veces tuve accidentes de automóvil. Dos veces tuve gonorrea, también un almacén de ladillas. A los treinta me tomaron preso por espía en Río Gallegos. Un mes en la cárcel. El juez, Federico Pinto Kramer -anti-chileno a ultranza- descubrió que era espía en el momento exacto en que había problemas limítrofes. Llegó el momento en que me quedé sin dinero y amigos. O sin amigos ni dinero. Me enfermé. Tuve escalofríos. La pasé mal. Quise matarme. Me sentí solo. Preparé una soga. Fui cobarde. Fui tonto. Tú lo sabes. Te hablo de las cosas malas de mi vida. Porque también la pasé bien. ¡Vaya que bien! Te hablo de mis desastres. De mi infierno. Te hablo de cosas que tú nunca imaginaste. Que yo nunca te conté. Nadie confiesa cárcel, gonorreas ni ladillas. Todos somos limpios, nuestra vida es sencilla y los buenos se van al cielo. Pero ahora quiero hablarte de mi desastre más completo. Aquello que nunca te dije. Aquello por lo cual aún sigo sufriendo. Quiero que lo sepas. Este es un momento confesional y quiero que lo entiendas. Se que eres inteligente y necesito tu atención. El desastre más completo es; el haberte conocido. Ese ha sido mi karma y mi desdicha. Espero no tener que verte en mil temporadas. ¡Infierno Negro!

Comments

3 comments to "Quiero que sepas"

Javier Ruiz dijo...
11:53

Pessoa dcie en alguno de sus poemas:
"Mis amigos, todos fueron mentirosos, borrachos, engañaron a sus mujeres. pero rídículo... ninguno fue ridículo...

y yo que fuí ridículo hasta la desverguenzura..."

saludos.

Anónimo dijo...
13:52

Uno es para siempre responsable de lo que domestica.
Antoine

Anónimo dijo...
18:31

Estimado amigo....adhiero....


Norval

Ultimos Post

 

Copyright 2013 All Rights Reserved Milodon City Cha Cha Cha