jueves, 12 de octubre de 2006

3

Extraterrestres en el Cerro Dorotea

3 comentarios


Había sido un día muy pesado trabajando con el tío Olegario. Años atrás yo tenía buen galope. Me montaba en el zaino y acarreaba todo el piño de ovejas solo. Lo hacía con verdadero placer. Esta vez lo realizaba con cierto fastidio. "Anda tú nano y me traes el piño que está en el campo de invierno", me dijo mi tío. Era tarde y seguramente volvería entrada la noche. Recuerdo que una vez fui con Verónica a arrear el piño. Hicimos el amor sobre el Dorotea con numerosos testigos. Vacas, ovejas, caballos y perros. Los caballos se pusieron muy nerviosos.

Allí estaba yo nuevamente por mandato del tío Olegario. Buscando las ovejas. Con los perros ovejeros no fue dificil la tarea. Había logrado juntarlos y volvía a la parcela ya de noche, cuando vi aquello inimaginable. Primero fue la luz. Una luz potente y celeste que ilumino todo el campo. Un ruido ensordecedor de choque de aviones. Mi caballo que me voltea. Los perros que caen fulminados. Y apareció aquello que solamente había visto en los programas de Fabio Serpa. Un platillo volador que se posa sobre la hierba de la pradera. Se bajan de allí tres entidades delgadas, con una prominente testa, con un solo ojo, que vienen hacía mí. El que comandaba seguramente la nave, se acerca y con un tono de voz metálico me dice : "Hola tío".

Comments

3 comments to "Extraterrestres en el Cerro Dorotea"

Anónimo dijo...
15:07

Estoy de acuerdo contigo, nada más fastidioso que los supuestos amigos de mi hija me llamen tíos, los caraduras de las barras bravas pidiendo "una monedita, tio", etc.
Bueno, tío, sería todo por el momento...
Norval

Anónimo dijo...
15:32

Es lo que yo llamo un buen post, tío.

Frostbitten King dijo...
18:08

Jajajaja, me reí mucho con tu post. Soy profesor y algunos de mis alumnso suelen decirme tío, yo les digo: "Dime sobrino. ¡Ah, pero si tu no eres de mi familia! Dime teacher mejor."

Saludos

Ultimos Post

 

Copyright 2013 All Rights Reserved Milodon City Cha Cha Cha