viernes, 1 de agosto de 2008

5

El manantial de la doncella en Puerto Natales

5 comentarios



Ese era otro Natales me dice Juanito Colo Colo. Me siento al lado de él durante el velatorio de Doña Blanca Mattioni Predolin. Ahora todo es distinto. Llegó mucha gente del norte. Internet y la televisión hace que la gente no salga de sus casas. Los clubes sociales están vacíos y no existe más la solidaridad que existía antes. Yo lo escucho en silencio, muevo la cabeza y asiento. Me comenta que ya no existen los bares que existían antes, que era un lugar de encuentro y de charlas. En donde iban los amigos a conversar y tomarse unos tragos. En donde se discutían problemas mundiales y se preparaban las huelgas. Incluso en los bares se discutían los convenios de trabajo. La gente era educada y todo el mundo leía. Ya Natales no es como era antes. Dice que me va a contar una historia. Yo lo escucho. No recuerda bien la fecha pero que a él le parece que fue en el año de 1960, que en el Cine Palace que ya no existe, dieron una película que se llamó El manantial de la doncella. Aún recuerdo la historia de la película, se trataba de una joven doncella que vivía en el campo e iba a la iglesia del pueblo a ofrecer unos cirios a la virgen, en el trayecto fue violada y muerta por tres bandidos. Después el padre venga la muerte de su hija y mata a los bandidos. En el lugar donde muere la doncella surge un manantial. Fue una película muy hermosa y terrible, recuerda Juanito Colo Colo. Mucha gente en el cine lloraba, otros gritaban y maldecían a los rufianes. Otra gente se salió del cine por la mitad, no pudieron seguir. Juanito Colo Colo aún recordaba El manantial de la doncella y a un Natales que ya no existe. Le prometí que iría el día siguiente a su casa y le llevaría la película. Le conté que era del director sueco Ingmar Bergman y que yo la tenía. La había bajado de Internet. Le dije que seguramente Blanquita Mattioni a la cual velábamos, también la vio, ya que era la señora que vendía las entradas del desaparecido Cine Palace. Sus ojos se llenaron de lágrimas, estuvimos unos largos minutos en silencio. Luego nos retiramos por la calle Bulnes entumidos de frío.

Comments

5 comments to "El manantial de la doncella en Puerto Natales"

Anónimo dijo...
03:33

es lo mas hermoso que he leido en muchos años y te agradesco sin conocerte


silvia

Anónimo dijo...
01:38

Precioso relato, tanto que quiero ver la pelicula...¿Se puede saber de donde la bajaste?
NORVAL

hugo dijo...
01:53

La película lo bajé con el programa ARES. Se puede descargar el programa desde ACÁ.

Gracias por los comentarios.


hugo

jacqueline.w. dijo...
10:20

Bueno Hugo, siento que no nos hayamos conocido cuando vivi en Natales,si conoci a a la Sra. Blanca y a Juanito de la pasteleria Yutronic, sitio de los primeros cigarritos, miradas y tomadas de manos furtivas,imagino hoy desaparecida como el cine Palace, estuve cuando se incendio con mis amigas las mellizas Yousuff, otros tiempos otras historias.
Gracias por traer tanta poesia a los recuerdos del Natales de antes rememorando El manantial de la doncella....que marco un hito en algunos.
Tambien recuerdo las alegres tardes de matine con doble tanda de cine mexicano y con un publico siempre tomando partido, sufriendo,y zapateando por las penas del heroe o la heroina, que ha quedado de eso? e vuelto a Natales y he caminado por sus calles quietas barridas por el viento, puedo sentir que no voy sola, muchas presencias me acompanan con los que atisban en las esquinas de sus ventanas, donde esta el jolgorio y la alegria de juntarse?
Nos hemos ido ...y la nostalgia queda.Gracias otra vez Hugo

hugo dijo...
22:58

Un gran abrazo Jacqueline.




hugo

Ultimos Post

 

Copyright 2013 All Rights Reserved Milodon City Cha Cha Cha