martes, 9 de noviembre de 2004

1

Ramón Cañas Montalva: Zona Austral

1 comentarios

Chiloé - Aysén y Magallanes, División Política Administrativa


"CHILE es algo más que una simple capital en vías de construcción; que un reducido centro agrícola, o un conjunto de comunas que oímos nombrar por primera vez en un computo electoral". - Chile o una loca geografía - De Benjamin Subercaseaux.


Pocos aspectos como el que dice relación con la división política administrativa, han revestido en la vida nacional, un carácter más disonante, si se le relaciona a las causas fundamentales que deben servir de base a las limitaciones provinciales; como el sentido de inamovilidad, que deben caracterizarles.
Puede decirse, que sólo los intereses secundarios, y no pocas veces, de orden político - electoral, han influido en las modificaciones de la división administrativa interior, mientras otros, un tanto simplistas, de carácter meramente sentimental, han inspirado las del plano internacional.
Hoy más que ayer, en que las orientaciones políticas tienden a buscar una "economía dirigida" en manos del Estado, corresponde al problema de la subdivisión administrativa un rol, no sólo preponderante, sino fundamental al buen gobierno de cada comarca.
Nada como la situación geográfica de un país, zona o provincia, determinada por su latitud y longitud; procura mayores posibilidades a su desarrollo y progreso. De ahí, que al considerar este aspecto en íntima relación con los factores que determinan su valor intrínseco, deba, su limitación política - administrativa o internacional, ser materia de consideraciones severamente apreciadas. En ello estriba sin duda gran parte de la acertada solución a sus problemas vitales; aparejados éstos, al clima, a la producción, a las vías de comunicación, densidad e idiosincrasia de sus poblaciones, etc.
Atendiendo a las condiciones geográficas generales de cada zona, podemos diferenciarlas en regiones continentales o interiores, marítimas y mixtas; y con relación a sus límites en: naturales y convencionales.
La Zona Austral de que nos ocupamos por su extensión y excepcional configuración. Presenta características favorables, a clasificar o dividir sus territorios, en sectores: "insulares" (marítimos), como en el caso de Chiloé; y mixtos (continentales - insulares), en las zonas de Aysén y Magallanes.
Por otra parte, un sinnúmero de notables accidentes geográficos facilitan una señalización natural.
Magallanes, Aysén y Chiloé, básicos eslabones de lo que insistimos en denominar "ZONA AUSTRAL" separadamente de las regiones continentales de Llanquihue al norte no han escapado a las inconveniencias de esta política. En este mismo momento procúrase una nueva revisión, aunque afortunadamente inspirada esta vez, en propósitos severos y definidos, como los que han informado la creación por parte de S.E. el Presidente de la República de la "Comisión de Estudios de la Zona Austral" y de cuya labor pende parte de los proyectos que deben ser sometidos a la consideración del congreso. Sin embargo, y aún cuando es de esperar positivas ventajas de las disposiciones que contengan, creo del caso puntualizar algunos aspectos tendientes a generalizar un mayor interés por tan delicado problema, cuya acertada solución sólo puede ser la consecuencia de - severos estudios geográficos - en relación como hemos dicho con los recursos naturales de cada región, sus posibilidades existentes de comunicaciones interiores, como en las zonas complementarias a su progreso.
Si del estudio que nos preocupa, se desprende la influencia a que está llamada toda distribución administrativa con relación al progreso nacional, que es su principal objetivo; lógico es empezar por terminar, una acertada división de las "diferentes zonas geográficas" que caracterizan al territorio nacional; asunto que hasta ahora fluctúa sobre apreciaciones más o menos personalistas.
Con sobrada razón el profesor Mann al analizar los factores básicos que determinan "el carácter de una nación en cualquiera de sus etapas evolutivas", señala como básicos a su formación: "el espacio que forma el teatro de la vida Nacional, o sea, su escenario geográfico, y la constitución racial de la población". En síntesis, clima y suelo, determinan la base materia lo física en que sentar la grandeza de un pueblo; de ahí que no sean pocas, las intenciones, movidas a señalar divisiones que faciliten su organización y desarrollo; aspecto de muchísima mayor trascendencia y dificultad de lo que a primera vista parece.
Como el espíritu de nuestro estudio se inspira en el deseo de obtener "conclusiones lógicas" en beneficio del progreso de las zonas australes que nos ocupan, expondremos dentro del límite prudencial de un trabajo como éste, opiniones tendientes a facilitar la solución perseguida.

PRINCIPALES SECTORES (ZONAS) DEL SUELO NACIONAL
Sin remontarnos a las históricas apreciaciones de geógrafos como Pisis y Domeyko, recordaremos lo señalado por los textos de don Julio Montebruno, ya que ellos han servido fundamentalmente a la orientación de las actuales generaciones, a quienes ha correspondido en mucha parte, el estado actual del problema.
Según Montebruno, el territorio de Chile se divide:
"I. - SECCION DEL NORTE.-
a) Región de los desiertos.
b) Zona comprendida entre el río Copiapó y la Cuesta de Chacabuco.

"II.- SECCION DEL CENTRO.-
a) Zona comprendida entre la Cuesta de Chacabuco y río Aconcagua por el Norte y el Volcán Copahue y ríos Laja y Bío-Bío por el Sur.
b) Zona entre el Laja y el Bío-Bío y el Canal de Chacao.

"III.- SECCION AUSTRAL DE CHILE.-
"Generalidades.- La Sección Austral de Chile, que se extiende desde el Canal de Chacao y Golfo de Reloncaví hasta el Cabo de Hornos, a través de 14 grados de latitud, contiene una escasísima población y actualmente influye muy poco en el desarrollo económico del país. Desde el punto de vista geográfico, es una de las comarcas más notables del globo.
"El rasgo dominante de esta parte de Chile es una extrema desmembración. El territorio chileno tan cerrado y uniforme más al Norte, se quiebra y fracciona aquí como en pocas regiones de la tierra.".
Don Ismael Gajardo, por su parte, asigna en ediciones modernas de su Geografía Física, cuatro regiones o zonas, basadas en su aspecto, clima y producción:
1ª.- Zona de los desiertos o región salitrera.
2º.- Zona de los valles transversales o región minera agrícola.
3º.- Zona del valle central o región agrícola;y
4º.- Zona patagónica o región ganadera.
Expresando con respecto a la Zona Patagónica lo siguiente:
"En la Zona Patagónica el Valle Central desaparece, convirtiéndose en numerosos canales y ensenadas; la cordillera de la costa se transforma en multitud de islas, granes algunas de ellas, entre las que se cuentan los archipiélagos de Chiloé, Guaitecas y Chonos.
"En esta zona, las lluvias son muy abundantes y precipitadas, la vegetación es exuberante; casi todo el terreno está cubierto de bosques de diferentes clases de árboles útiles para construcciones y mueblería.
"Los Andes se levantan hacia el Pacífico y bajan como escalones hacia el oriente. Se cubren de nieve y en las quebradas se forman grandes ventisqueros.
"Los ríos nacen en territorio argentino, atraviesan las cadenas que forman la cordillera andina y llegan a los canales, como el Puelo, el Palena y el Aysén.
"El clima es templado y lluvioso, y, por su aspecto, la Patagonia es un campo nevado, con valles muy fértiles y cubiertos de alerces, hayas, coligües y pastos.
"Los lagos Buenos Aires, Cochrane y San Martín envían sus aguas al Pacífico.
"Esta zona se distingue por la gran producción de maderas en la parte del Norte y de lanas, en la parte del Sur; los turbérculos se desarrollan muy bien, y no faltan los cereales y ciertasespecies de legumbres y frutas en su parte Norte.
"Es rica en lavaderos de oro, en carbón y en yacimientos de mármol, en la isla Cambridge, y se tienen fundadas esperanzas de encontrar pronto los ricos veneros de petróleo, que abrirán un horizonte inmenso a las espectativas industriales y comerciales de esta próspera y laboriosa región.".
El Dr. Salvador Allende sostiene en su interesante estudio Médico - Social, desde un plano más realista de las conveniencias nacionales, cuatro zona geográfico-económicas, bien diferenciadas:
"1º.- Zona Minera, que se extiende desde el límite con el Perú por el Norte, hasta el río Copiapó, comprende en consecuencia, las Provincias de Tarapacá, Antofagasta y Atacama.
"2º.- Zona minera-agrícola, que se extiende desde el Valle de Copiapó hasta la Cuesta de Chacabuco con las Provincias de Coquimbo, Aconcagua y Valparaíso.
"3º.- Zona Agrícola, desde la Cuesta de Chacabuco hasta el Canal de Chacao, que comprende todas las provincias del valle longitudinal.
"4º.- Zona maderera ganadera, desde el Canal de Chacao hasta el Cabo de Hornos, constituída por los territorios de Aysén y Magallanes".
Por su parte el Gobierno, en abril del año 41, por Decreto Supremo y persiguiendo un fin informativo a la Presidencia de la república, estableció cuatro Zonas administrativas, organizadas con el nombre de Subsecretarías Regionales.
Dicha división establece:
REGION NORTE.- Tarapacá - Coquimbo.
REGION CENTRAL NORTE.- Aconcagua - Valparaíso.
REGION CENTRAL SUR.- Linares - Concepción.
REGION AUSTRAL.- Cautín - Magallanes.
Aun cuando las divisiones mantenidas por los autores anotados, y que hemos transcrito con el propósito de un mayor abundamiento a la división propiciada, estimo como más aproximadas a las actuales posibilidades físico - económicas del territorio la siguiente subdivisión:
ZONA NORTE.- Semidesértica - minera y fertilizante (salitre).- Tarapacá a Coquimbo.
ZONA CENTRAL.- Semihúmeda - Agrícola.- Aconcagua a Bío-Bío.
ZONA SUR.- Agrícola - Forestal y lacustre.- Arauco a Llanquihue.
ZONA AUSTRAL.- Ganadera - Forestal - Pesquera.- Chiloé Aysén y Magallanes.
Considerada la división zonal dentro del país y obtenido para la Zona Austral, su delimitación definitiva comprendiendo las provincias de Magallanes, Aysén y Chiloé, podemos repetir, conceptos sostenidos más de una vez en estudios referentes a los "problemas" que con tan sobrada razón preocupan a las poblaciones de esta zona:

División administrativa interior de la ZONA AUSTRAL
Obtenida la división zonal para el país en la forma propuesta, se entraría a determinar la división administrativa de las Provincias de la Zona Austral de acuerdo a su realidad geográfica; escaso conocimiento (terrenos inexplorados), como sus problemáticas posibilidades de comunicación, son antecedentes que obligan a considerar separadamente para cada provincia, lo siguiente:
a) Chiloé: Dejar dentro de los límites de esta Provincia, una total responsabilidad sobre la "zona insular", desde el Canal de Chacao, hasta la península de Taitao inclusive; considerando en ella el Estero de los Elefantes y el Canal de Ofqui.
b) Aysén: Concretarla en la parte continental y más inexplorada hasta ahora. Zona comprendida desde el Estero Reloncaví - Río Puelo - Lago Tagua-Tagua - Río Manso hasta el Estero Falcón - Monte Fitz Roy, altura del Lago Viedma. En consecuencia, quedaría dentro de su jurisdicción, la parte continental que a Chiloé le resulta prácticamente imposible atender (Subdelegación Yelcho del Departamento de Quinchao); y la parte inexplorada entre el Río Puelo y Vodudahue. Asimismo la región del Lago San Martín, igualmente aislada de la Provincia de Magallanes, desde donde sólo puede llegarse en la actualidad mediante un largo y penoso viaje, a través de la Patagonia Argentina (Punta Arenas - Río Gallegos - Puerto San Julián - Lago San Martín).

La incorporación de la Provincia de Aysén de sectores como el continetal inexplorado de las Provincias de Llanquihue y Chiloé, y el del Lago San Martín, actualmente parte integral de la Provincia de Magallanes, permitiría abordar de inmediato un plan de comunicaciones terrestres a base de una ruta longitudinal. Dicha ruta atravesaría toda la Provincia desde la región del río Puelo al Lago San Martín, uniendo así, por territorio nuestro, la zona de Coyhaique (Baquedano) que está llamada a ser la futura capital de la Provincia, con las zonas hasta ahora totalmente aisladas de Futaleufú - Cisnes - Chile Chico, el Baker, Mayer y Lago San Martín.
Las características de alta montaña que distinguen gran parte de los sectores señalados, harán sin duda difícil las comunicaciones terrestres, pero en ningún caso imposible. Todo indica la urgencia de abordar con preferencia el problema de las comunicaciones, fundamental a todas las realizaciones que se pretendan a favor de tan ricos y vastos territorios. En materia de comunicaciones terrestres que son las más indispensables dentro de un estricto orden de urgencia en los problemas latentes, debería irse de inmediato a la construcción de "senderos" debidamente estudiados, y trazados dentro de un "Plan Caminero General"; de modo que, junto con procurar tráfico en toda época del año, sirvan desde luego, como primera huella al camino que ha de construirse en definitiva. Este solo recurso, y por el cual claman preferentemente y sin excepción, los numerosos pobladores de estas zonas, bastaría de inmediato de primer y fundamental paso, hacia progresos insospechados. En cuanto a su costo, podría éste rebajarse al máximo, mediante el empleo de personal del Ejército (tropas de ingenieros) en combinación con los mismos pobladores, buenas gentes, en quienes he encontrado la más decidida cooperación a estas ideas. Esta posibilidad de cooperación espontánea ha inspirado al suscrito, la creación de "Brigadas de Acción Social" como parte integrante de los Comités de Extensión Cultural que se han organizado bajo la tuición del Comando Militar en Coyhaique, Chile Chico, Baker, etc.; grupos que contribuirán voluntariamente a la iniciación de estas obras.
Estimando la considerable extensión que alcanzaría esta provincia, habría que determinar en su división administrativa, por lo menos, cuatro Departamentos.
En la actualidad pende de la consideración del congreso un proyecto de Ley de División Territorial de las Provincias de Aysén y Chiloé elevado con fecha 1º de Agosto de 1940 y publicado en el Boletín Nº 554 de la Sala de Comisiones de la Cámara de Diputados.
Aún cuando dicho proyecto consulta muchas de las necesidades anotadas, diferimos en parte de sus proposiciones:
Entre otras cosas estimamos que el límite norte de la Provincia de AYSEN debe correr en las inmediaciones del paralelo 41º 40' (frente al Seno Reloncaví) con el objeto de incluir en ella toda la zona "casi inexplorada" de la región continental. El proyecto en cuestión fija el paralelo 44º hoya hidrográfica del Lago Gral. Paz como límite Norte.
En concordancia con nuestra proposición, los límites asignados a los Departamentos cambiarían de acuerdo con un estudio más detenido.
Estimamos también que el asiento de la capital de este primer Departamento llamado Bilbao, en el proyecto aludido, y para lo cual fija Puerto Cisnes, debe ser por múltiples razones que no es el caso exponer, el que ocupa la incipiente población de "Futaleufú" sobre el río de este nombre e inmediaciones del Lago Espolón. Sitio de pasada del camino en construcción Puerto Chaitén, al límite con la república Argentina, el que a su vez empalma con el que va a la floreciente ciudad cordillerana de Esquel.
Asimismo, somos contrarios a la idea de mantener la capital de la Provincia en Puerto Aysén, uno de los sitios más inadecuados para tan señalado objeto. Tanto su clima, como los graves inconvenientes que presenta como puerto fluvial sobre un río de caudal sumamente variable y peligroso, de fácil embancamiento, le señalan como uno de los sitios más inapropiados a su finalidad.
Por el contrario abundantes razones indican como centro vital, y de confluencia a las actividades de la Provincia, a la población de Coyhaique, llamada antes Baquedano, la que debería tener como puerto principal de la zona, el que necesariamente tendrá que construírse en la bahía de Chacabuco, inmediata a la desembocadura del río Aysén.

c) Magallanes: Desde los contrafuertes del planchón de "hielo continental" a la altura del Estero Falcón, inmediaciones de la región de Ultima Esperanza, hasta la Antártica Chilena.

CONCLUSIONES
Acordada la subdivisión territorial del país en las cuatro zonas propuestas, deberíase acordar:
1. Crear la Subsecretaría Regional de la Zona Austral (Magallanes - Aysén - Chiloé) con asiento en la ciudad de Punta Arenas.
2. Crear las jefaturas de los diversos servicios públicos a semejanza de lo ya acordado para el Comando de los Destacamentos Australes y Servicio de Ganadería y Veterinaria; en Punta Arenas.
3. Dar a los servicios públicos de cada provincia, una organización y medios de trabajo, de acuerdo con las características y modalidades de sus respectivas regiones. Marítima (insular) para Chiloé; continental (montañosa e inexplorada) para Aysén; mixta para Magallanes.
4. Nombrar una Comisión especial compuesta del Comando Militar de la Zona Austral, el Jefe de la Oficina de Tierras de Magallanes, y de los tres Intendentes Provinciales de esta Zona, para estudiar y proponer, la subdivisión administrativa más aconsejable a las zonas de sus juriducciones. Esta comisión se haría asesorar por Subcomisiones compuestas por personal de las Gobernaciones, Subdelegaciones, miembros de las Fuerzas Armadas y de Carabineros, como personal de la Dirección de Tierras, que estudiarían en el terreno mismo, los trazados convenientes.
5. Aprovechar para efectuar una revisión de los nombres geográficos de aquellos puntos a señalar en la división, proponiendo los cambios más indispensables, por el de asuntos o personalidades, directamente ligados a la historia nacional.
6. Aprobar, en carácter de experimental por unos dos años, los límites que dicha Comisión proponga.

Recopilación: Jorge Díaz Bustamante


Comments

1 comments to "Ramón Cañas Montalva: Zona Austral"

Anónimo dijo...
14:12

gracias

Ultimos Post

 

Copyright 2013 All Rights Reserved Milodon City Cha Cha Cha