martes, 7 de marzo de 2006

5

El ojo de la papa

5 comentarios


Doña Rosa Martínez es una mujer de las de antes. No me pregunten cómo eran las mujeres de antes. No sabría responderlo exactamente. Pero Rosa Martínez es una de ellas. Trabajadora, abnegada, mantiene su casa, mantiene a un flaco perezoso, vende prietas, vende milcaos, vende reitimientos, vende todo lo que se le cruza por delante. Encuentra un diente de ballena, ella lo vende. Le regalan un cuero de zorro, ella lo vende. Compra y venta es su vida. Debe hacerlo. Está en su derecho. Como buena chilota de vieja data, también mantiene sus ancestrales creencias; cree en la fiura, el trauco y la pincoya. Pero la semana pasada me demostró una imaginación a toda prueba. Ya se la quisiera García Márquez. Me vino a comprar papas para sus benditos milcaos.

-Tiene papas de su quinta.
-Sí Doña Rosa.
-Quisiera llevar 7 kilos.
-Como no, estas son las mejores papas del mundo.
-Eso ya lo sé, cada vez salen más ricas.
-Así es Doña Rosa.
-Y son papitas con ojos azules.
-¿Cómo con ojos azules Doña Rosa?
-Claro, con ojos azules.
-No entiendo.
-Se acuerda de esa mujer que a veces atendía el negocio y que tenía los ojos azules. De repente desapareció, de un día para otro, de esto hará unos dos años, yo a veces pienso que: ¿No estará enterrada en su quinta? No se enoje, mire que es una broma nomás. ¿Cuánto es?
-$2100.
-Gracias. Hasta luego.
-Hasta luego Doña Rosa.

Comments

5 comments to "El ojo de la papa"

Javier Ruiz dijo...
18:03

¡genial!!

Anónimo dijo...
21:13

La chica de los ojos azules suele deambular por Abu Gosch insitiendo em mi reabilitacion lejos de tu compañia saludos hugo.

hugo dijo...
01:33

Te entiendo Poeta; en determinado momento, hasta los choros zapatos, quieren rehabilitarnos. ¿Quién de los rehabilitadores nos rehabilitará? Los rehabilitadores; ¿estarán rehabilitados como para rehabilitarnos rehabilitadoramente? Chi lo sa? Mientras tanto Abu Gosch aumenta sus ganancias. ¡vale coño!

Anónimo dijo...
10:28

Qué asco de suplantación, señor editor!! Qué falta de recursos!!
Mi poeta no citaría a Abu Gosh ni por putas, acaso sabrá escribir de memoria ese nombre.
Yo no conozco a ningún argentino que pida ser rehabilitado, ellos mueren en su ley.
A propósito de la hipótesis de la señora Rosa… hace unas semanas atrás, no más, pasó por casa una pareja de carabineros en un vehículo fiscal, según ellos, una persona de Santiago me andaba tratando de ubicar… cuando me llamaron al trabajo por esta curiosa gestión, grande fue mi curiosidad porque le pedí a mis hijos que me comunicaran con el cabo. Rarazo fue, porque aún esa persona que me trataba de ubicar, no lo hace, no me llama, no me escribió nunca… No creo que doña Rosa haya querido salir de dudas ¿o si?
Rico tu post, mi lindo.
La enterrada.

Anónimo dijo...
14:56

Las traes muertas...nano...que tendras....La loca tuca.

Ultimos Post

 

Copyright 2013 All Rights Reserved Milodon City Cha Cha Cha