miércoles, 20 de septiembre de 2006

1

Iansa Cristal Nike

1 comentarios
Bueno… tanto que usted lesea que se lo voy a contar. Ya sé que mi hija le contó algo, pero yo se lo voy a contar completita. Resulta que yo vivía en Linares, un día voy por la plaza y un joven me entregó un papel, el papel decía algo así como "todo se arreglará" o algo así. Después una serie de cosas y abajito en letra verde decía: "Primera consulta gratis". Salía la dirección y guardé el papelito. Llegué a la casa y lo leí completito. Fui donde decía la dirección y me atendió una gitana. Nada más al verme me dijo que me estaban haciendo un mal. La verdá que las cosas no me iban bien. Ella empezó a frotar un tomate, frota que te frota y de repente, salió un gusano del medio del tomate, salió un gusano y yo me quedé helada. ¿Usted ve este gusano? me dijo la gitana, sí lo veo le dije yo. Bueno, me dice ella, "aquí está el mal". La verdad que me impresionó, era un gusano verde y rojo, con escamitas azules. Creo que si usted lo viera también se impresionaría. Entonces me dice ella: "Mire, ya sabemos que usted está maliciada, que es una conocida suya la que le está haciendo el mal, eso yo lo veo, acá puedo ver también cómo su marido se aleja de usted, pero no se preocupe, yo tengo la solución".

Salí de allí y en tres días le llevé lo que ella me pidió, 5 kilos de azúcar Iansa, 3 litros de aceite Cristal y un par de zapatillas nuevas marca Nike del número de mi marido, número 42. Pero antes me dijo que le entregara un billete de 10 mil pesos para hacer la prueba definitiva de que verdaderamente me estaban haciendo un mal. Tomó el billete y lo arrugó entre sus manos, lo tuvo así un buen tiempo y luego el billete ante mi presencia se convirtió en pedacitos. ¡Era algo increíble!. No sé cómo ese billete que era nuevo se convirtió en pedacitos. Me dijo entonces que con todas las cosas que le había llevado, haría la contra del mal que me estaban haciendo. Me pidió que fuera la otra semana, un miércoles me acuerdo, cuando volví a la semana me atendió otra señora y me dijo que la gitana se había mandado a cambiar a La Serena. ¿Me va usted a creer esto? Le digo que sí, que sí le creo.
Y la señora prosigue su relato. Yo no sé cómo fui a caer con aquella gitana, fíjese, mi marido al enterarse de aquello me dejó. Ahora cada vez que tengo cualquier problema, mis hijos me dicen que vaya y lo consulte con la gitana, todos se ríen de mí. Ahora en la casa me pusieron la Iansa Cristal Nike. Parece nombre de una artista, pero la verdá es que es el nombre de una huevona, que soy yo. Por favor, no se lo cuente a nadie ¿ya?

Comments

1 comments to "Iansa Cristal Nike"

santacotita dijo...
08:57

Que buena historia , como los seres humanos podemos engañarnos por escuchar o reafirmar nuestras dudas y esto suele ocurrir en todo orden de cosas yo en algunos momentos de mi vida e sido " IANSA CRISTAL NIKE " UN BESO STA PAM

Ultimos Post

 

Copyright 2013 All Rights Reserved Milodon City Cha Cha Cha