miércoles, 2 de mayo de 2007

9

El corderito

9 comentarios

Es que mi hijo no lo puede creer. Yo mismo ahora que se lo cuento no lo puedo creer. Pero la cosa era así. Antes de navidad comprábamos un corderito. Lo manteníamos en el patio de la casa. Le poníamos nombre. Por ejemplo: Luchito. Lo queríamos. Le dábamos pastito. Mucho cariño. Nos pasábamos abrazados todo el tiempo. Era nuestro mejor amigo. El corderito. Era hermoso con su lanita suave y blanca. Se dejaba querer. Lo queríamos. Era lo mejor de la vida. Lo sacábamos a pasear. Con un lazo para que no se esfumara. Era maravilloso. La verdad que todos en la casa lo amábamos. Luchito era nuestro motivo y razón de existir. La abuela me decía: “anda a ver cómo está Luchito”, yo partía corriendo al patio a ver a mi amigo Luchito. El corderito. Lo alimentábamos muy bien. Era el centro de nuestra atención. Era el ser viviente más importante de nuestra casa y del mundo.

Luego llegaba el 25 de diciembre y todos estábamos muy contentos. Matábamos a Luchito y la verdad que era exquisito.

Comments

9 comments to "El corderito"

Anónimo dijo...
21:07

Como no lo va a poder creer?. Si yo que tengo 23 años, lo vi bastante a menudo, incluso en algunas casas aun se vive esa experiencia.

Felicitaciones, es algo que nos diferencia y nos hace ser aun provincianos.

Saludos desde Stgo, movidos por organizar una fiestoca para el 31 de mayo.

C.M.

bari dijo...
22:21

no lo puedes creer?...jajajaja, esos decires hugo...

...

y el cordero de Dios...jesus se llamaba , él mismo nos invitó a beber de su sangre ...y lo matamos po...

...

nosotros tenemos un gato que se llama bukowski, es lindo el buko,blanquito , le damos purina cat chaw con omega tres pa que sea mas lindo y mas inteligente...es lindo igual el buko, pero ni cagando me lo como jajajaja...

saludos hugo, como siempre un agrado leerte,el ensayo de tu amigo sobre la prosa de kerouac lo leo con atención...

Matvi. dijo...
01:11

Cuando viví en Máfil hice lo mismo, y cuando lo estaban matando bebimos su sangre... me acuerdo y no lo puedo creer.

hormiga dijo...
09:31

Yo debo ser de la edad del hijo, porque tampoco me puedo creer que se comiesen a algo con nombre propio.

Anónimo dijo...
12:54

mà que edgar allan poe; es el relato más espeluznante que he leido. por favor, piensa en los niños que te leen

javier

Anónimo dijo...
17:38

si, yo viví una experiencia parecida...lo criamos al pepito hasta que mi padre necesitó el dinero y lo sacrificó por unos pocos pesos...Terrible.....NORVAL

angélica dijo...
09:28

Cuando era chica nos llevaban a la playa una vez al año,iba todo el barrio en una micro de un vecino que se daba ese día de vacaciones,metíamos hasta los perros,junto con ollas,frazadas y chuicas con copete,nos deteníamos en la feria y comprábamos un chivito,mientras los viejos chupaban y las mamás tomaban mate nos dejaban jugar con él,era lindo ver a ese animalito tierno retozar con todos los cabritos de la pobla...pero ohh...la historia terminaba de manera dramática cuando un viejo guatón con cara de psicópata venía con un cuchillo y delante de nosotros cortaba la cabeza del animalito ante nuestros ojos aterrorizados ,los llantos nuestros generalmente eran interrumpidos por aleccionadores coscachos de nuestros padres...era la vieja escuela.Igual en la tarde,cuando volvíamos con el chofer curado,uno que otro borrachón semiahogado y las viejas hechas pebre tanto cazuelear y con la guatita llena,no sé por qué no teníamos el "corazón contento".

Anónimo dijo...
12:49

tengo 45 años y no lo puedo creer, pero también vivencié de pequeño una situación similar.Fue espeluznante
Aunque hoy me resulta cómico.Hace poco ví la peli Babel, recrean una escena similar, en una fiesta, solo que el sacrificio lo cometen con una gallina, ante la miráda atónita de 2 niños yankies
oscar

esteban dijo...
19:50

Un amigo tenía dos corderitos y mi hija de cinco años le preguntó. ¿Tío como se llaman tús corderitos? Este se llama Navidad y este se llama Año nuevo. A que lindos nombres tío y por que le pusiste esos nombres. -Porque este me lo voy a comer en la Navidad y este otro me lo voy a comer el Año nuevo.- El tío era cuchillo de palo, no se puede esperar menos.

Ultimos Post

 

Copyright 2013 All Rights Reserved Milodon City Cha Cha Cha