jueves, 16 de agosto de 2007

3

Tres años después se inventaron los blogs

3 comentarios


Fuimos con mi amigo Juan Pablo Miranda a ver a la consultante. Aquella noche no teníamos nada que hacer. Por la radio del pueblo se anunciaba la llegada de la consultante. Así que fuimos. Decía la propaganda que ella - la consultante- te diría todo, todo lo que tú quisieras saber sobre tu pasado, tu presente y tu futuro. Así que fuimos. A reírnos un poco. Me miró a los ojos. Me tomó la mano. Se santiguó. Comenzó. Me dijo que había tenido una vida azarosa. Que amé a la persona inadecuada. Que fui abandonado. Que tuve problemas con la ley. Que amé a muchas mujeres y que muchas mujeres me amaron. Que había sido deportista. Que actualmente tenía problemas con el cigarrillo. Que estaba a punto de tomar decisiones. Que haría un viaje. Que una persona en particular me estaba haciendo daño. Que mis problemas a la larga se solucionarían. Y que sería conocido en muchas partes del mundo. A la salida, con mi amigo nos cagamos de la risa. Juan Pablo me dijo que la consultante había estado bien. Que mi pasado y mi presente se encuadraba con lo que había sido mi vida. Claro dije yo- es lo que dicen todas. Pero que en lo referente a que sería conocido en muchas partes del mundo la había pifiado. Se había equivocado. Y nos reímos.

Tres años después se inventaron los blogs.

Comments

3 comments to "Tres años después se inventaron los blogs"

Anónimo dijo...
09:56

y ya te conoce todo el mundo ... porque eres super bueno en lo tuyo mas que bueno genial ... y fuimos muchas las que te amamos no fue tan mala la brujita

Pamela dijo...
12:26

Y así fue!! por eso no voy "nica" a ver a una bruja....

Anónimo dijo...
20:52

Recuerdo esa noche hugo, como tambien recuerdo que me mostrastes la casa de ovejeros, del sueño de la nieta de la abuela y el arribo del desamparo. Caminamos y nos dirigimos a una hostal de patagona donde colaborastes en incrementar las arcas del casino, nos reimos de la suerte que nos deparaba esa noche e iniciamos el saumerio recomendado por la adivina sin la ruda macho ni la miel, solo con tiempo y olvido. ¡Que tiempos poeta! tiempos de lealtad y amistad.

Ultimos Post

 

Copyright 2013 All Rights Reserved Milodon City Cha Cha Cha