martes, 17 de julio de 2012

3

Misceláneas Históricas de Puerto Natales

3 comentarios
VIÑETAS EN EL TIEMPO
Parte I

Por Edgardo Cea Oyarzún
Profesor de Historia y Cs. Sociales.



Una reflexión pedagógica me lleva a pensar que “un pueblo sin memoria no es un pueblo…es solo un paisaje”. Vaya premisa me pregunto, si vivimos en medio de un entorno paisajístico diseñado en épocas pretéritas por la siempre bien ponderada e impredecible naturaleza, cuya paciente y sabia bondad nos brindó un patrimonio especial de belleza escénica hoy reconocida internacionalmente. La memoria en cambio, es propia de los seres pensantes, en este caso, hombres y mujeres que un día llegaron a colonizar nuestro vasto y extremo territorio, nuestra “Pacha Mama” (como diría un Quecha o Aymara), poblando y explotando los distintos rincones de nuestra esplendida y fragmentada geografía.
Hasta este rincón del mundo llegaron exploradores, ganaderos, obreros, pescadores, comerciantes, aventureros, trotamundos, vagabundos, soñadores y quién sabe cuántos más. Las vivencias y obras de muchos de estos personajes han quedado registradas, de alguna u otra manera, en añejas y empolvadas páginas de antiguos periódicos locales, joyas de la memoria histórica que siguen esperando estoicamente ser oficialmente rescatados y valorados en la dimensión que merecen. ¡Qué injusticia obviar tan importante patrimonio cultural!..
Pero dejemos de lado las lamentaciones y entremos al área chica, citando algunas crónicas del ayer poco conocidas que un día fueron noticias entre los pobladores de estas lejanas latitudes. Esa es la idea central de este articulado.

En el Periódico “Noticias Gráficas de Magallanes” del miércoles 21 de marzo de 1945, se lee:

“Temporal de emociones en el pecho de Jensen, el viejo lobo de mar
que abandonó las rutas australes”


“Hace algunas noches atrás, en el puente del Vapor “Alondra”, se sentía el canto del acordeón. El viejo capitán Jensen, con sus dedos gruesos de hombre de mar, arrancaba al instrumento las notas de un viejo vals, mientras su pipa lanzaba volutas azules que contemplaba nostálgico. Pensaba tal vez con pena que era su último viaje en esa nave, en compañía de sus jóvenes oficiales, esos “cabros” que él tanto quiere y que han seguidos sus tendidas en la ciencia del mar.
Seguramente recordaba cuando una vez con el “Alfonso” salvó la tripulación del desmantelado velero “Pinnas”, en el bravo Cabo de Hornos, en una hazaña náutica sin precedentes en la historia de las navegaciones australes. Pensaría en los miles de temporales que sorteó durante más de treinta años, en diversos buques, con distintas tripulaciones y por diversas latitudes.

LO DESPIDEN LOS NATALINOS

Don Jorge Jansen Hansen, el capitán del“Alondra”, es muy querido en el Puerto de Natales. Cuando se supo que abandonaría las rutas australes para ir a Europa a buscar un buque, que comandará en la ruta de Valparaíso a Norte América, sus amigos fueron a buscarlo al entrepuente, donde tocaba su acordeón y lo invitaron a una despedida. En el Club Social Última Esperanza, numerosas personas lo festejaron. Hubo discursos abundantes, refiriéndose los asistentes a las cualidades del capitán Jensen, condecorado diversas veces por sus hazañas y por sus méritos como Capitán Mercante. El festejado también habló. Agradeció esta manifestación con palabras emocionadas, sin adornos, pero empapadas de elocuencia. Los oficiales del “Alondra” sienten el alejamiento de su viejo capitán. Hay algunos que navegan con él desde hace muchos años y otros que con él se iniciaron desde pilotines…
Le entregaron una artística carpeta de escritorio con una inscripción que dice: “durante treinta años cruzó los mares del sur, dominando sus agua y conquistando afecto”.
En el mismo periódico, otra curiosa crónica dice:

“Leche humana no se vende en Punta Arenas.- En el norte vale $ 80.- el litro

El Dr. Don Rafael Talma, es el jefe de la Dirección General de Protección a la Infancia y Adolescencia en Magallanes, donde se controlan 500 niños entre lactantes y preescolares. El Dr. Talma fue el organizador del primer lactario que hubo en Santiago.
– Comprábamos – nos dice – hasta trece litros diarios de leche humana, a razón de $ 25 o $ 30 c/u. Las madres que vendían este humano líquido eran sometidas a un proceso de investigación, pues solo se les recibía la mercancía cuando no la necesitaban para sus propios hijos. Tengo entendido que el precio ha subido hoy a $ 80 el litro”.
Agrega el Dr. Talma que el término medio de leche que puede dar una mujer es de 1/2 a 3/4litros diarios, señalándose casos extraordinarios en que la extracción del blanco alimento puede llegar a 2 1/2 o 3 litros. “Por ejemplo – nos explica – en Chile las araucanas son las mujeres más enriquecidas de pecho”.
– Y las madres magallánicas ¿venden su leche?...
– “De ninguna manera. No la venden ni prestan. Y más aún: hay un alto porcentaje de mujeres que no amamantan a sus propios hijos por no deformarse o, también, por un infundado temor a contraer la tuberculosis”.


Deportivamente hablando, Natales siempre ha destacado por tener buenos exponentes del boxeo. Una pequeña muestra de lo señalado, son las siguientesdos crónicas publicadas en el Periódico “Noticias Gráficas de Magallanes”del sábado 29 de septiembre de 1945.

“DESTIÑERON LOS NATALINOS EN EL PRIMER FESTIVAL,
PERO SE REIVINDICARON EL 17





El sábado 15, por primera vez en la temporada, el Politeama abrió sus puertas al box y a un público enorme que llenó todos los rincones de la vieja e histórica sala. Había interés por presenciar la selección entre campeones de Punta Arenas y Natales.
En casi todos los encuentros se advirtió una notoria superioridad de parte de los campeones locales. Sólo hizo honor a los colores natalinos el pesado Arnoldo Velásquez, al derrotar en forma aplastante al agresivo marino Fonfach que “no vio ni una” como se dice en jerga boxeril. El Tarzán natalino se conquistó rápidamente las simpatías del “respetable”, el que vio una clara promesa en ese monumento de músculos y juventud…
La embajada natalina, dirigida por el entusiasta Fernando Galindo, la integraron los siguientes púgiles; Carlos Bórquez (mediano), Arnoldo Velásquez (pesado), Antonio Oyarzún (gallo), Rudecindo Medina (pluma), Luis Pérez (mosca), Raúl Mena (liviano) y José Oyarzo (liviano)”.

“El Tarzán natalino fue la gran sorpresa de la temporada"

Evidentemente, el Tarzán natalino fue la sorpresa de la temporada, pues la escasez de los pesos “pesados” manifestada en los últimos tiempos, estaba acostumbrándonos a ver que un púgil para alcanzar la categoría máxima tuviera que ser guatón o demasiado alto y delgado. Ya no creíamos encontrar el tipo de cuerpada ajustado a las exigencias del más alto de los pesos.
Y he aquí que, integrando la delegación natalina, apareció Arnoldo Velásquez, el Tarzán con sus escasos 21 años de edad y su tremenda cuerpada de campeón. La pupila del “respetable” vio en seguida en él al diamante en bruto; corpulento, musculoso, alcance de brazos, altura y una instintiva inclinación al ataque ininterrumpido, lo que es producto de sus resistencia de atleta…”
O. W. H


El Periódico “Actualidad Magallánica” del viernes 3 de junio de 1949, anunciaba la siguiente premisa:

“UN NATALINO COLONIZARÁ LA ANTÁRTICA CHILENA. THOMAS CALLAHAN CAZARÁ BALLENAS EN EL SUR.

Thomas Hugo CallahanNeat, desciende de marinos irlandeses. Su padre nació en Chile, fue capitán de goleta y murió en Puerto Natales durante un temporal tratando de salvar a la goleta “Fresia”. Su abuelo, Williams Callahan O`Higgins, llegó de escocia a boro del viejo transporte “Maipo”; anduvo en los barcos de la armada por los canales de la región y llegó hasta la Antártica. Será por todas esas cosas que él lleva en la sangre el espíritu de aventura. Lo entrevistamos días pasados no porque fuera nieto del capitán Williams Callahan, ni porque venía llegando de Ushuaia, sino porque el Presidente de la República y los Ministros de Tierras y Defensa Nacional, firmaron un decreto concediéndole un mil hectáreas de terreno en el continente antártico. – ¿Qué piensas hacer en la Antártica, hombre? – le preguntamos – ¿O acaso solicitaste el lote para que tu nombre pase a la historia como uno de los primeros “loteados” antárticos?
– Pienso dedicarme a la explotación de la industria ballenera – nos dice muy serio. – Interesaré a capitalistas para explotar la enorme fortuna que tenemos en ese territorio. Desde luego trataré de formar parte de la cuarta expedición, el próximo año, para ir hacerme cargo de mi lote. Como creo que la base O´Higgins está dentro de los terrenos que me conceden en arrendamiento, solicitaré que mi encargado se instale en la misma base.
– ¿Hay otro loteados? – Sí. En el mismo decreto se concede en arrendamiento por
20 años, también, un lote de 18 mil hectáreas al señor Alejandro Yánquez, y a los señores Guillermo Vera Miranda, Fidel Pizarro Torres y Eduardo Caro Cárdenas, un mil hectáreas a cada uno en la Tierra de O´Higgins. Los favorecidos deberán dedicarse a la caza de ballenas y otras especies marinas”.


La Revista “Última Esperanza (1911 – 1943) redactada por los señores Santiago Pérez Fanjul y Osvaldo Wegmann Hansen, destaca a un antiguo habitante del pueblo en la siguiente crónica:

Don Tomás Pérez, un hombre de mar

Conocióa Natales desde sus comienzos. Llegó a nuestra región en el año 1907, procedente de Valparaíso. Es natural del Departamento de Castro, Chiloé, y su vida entera ha sido de sacrificio y de lucha. El mar lo atrae.
Don “Chuma”, como se le llama con cariño en el pueblo, fue de los primeros contratistas que labraron madera para construir el Frigorífico de Bories. Él instaló la línea telefónica de Natales a Morro Chico. Más tarde se dedicó a las faenas propias de su tierra: la pesca.
Treinta años pescando en el mar, le han dado una situación que hoy día le permite vivir más descansado; pero no abandona su vieja chalupa que tantos gratos recuerdos y vivencias le trae a la mente. Felicitaciones don “Chuma” y que la vida lo siga favoreciendo como lo ha hecho hasta hoy”.

Comments

3 comments to "Misceláneas Históricas de Puerto Natales"

Alumno dijo...
23:33

Buen trabajo profe como siempre.

Mario dijo...
19:54

Orgullosos estamos de esa historia antigua y presente de la que todos fuimos parte...
Cariños Natales
Mario Aurelio Rosas Vera

Monica Mella dijo...
10:40

Que lindo!
Mi padre viajaba en el Alondra de ida y vuelta para tomar el tren en Puerto Montt y llegar a Stgo. a estudiar....
Gracias!

Ultimos Post

 

Copyright 2013 All Rights Reserved Milodon City Cha Cha Cha