viernes, 25 de abril de 2008

4

Un amigo del alma

4 comentarios
Siempre te los encuentras. Imposible eludirlos. Vas por la calle pensando –por ejemplo- en un poema de Tagore y de repente; detrás de un árbol, de un semáforo, de un rapaz que vende el diario, se presenta Él. El Gran Pegote. El tipo al que nunca quieres encontrar. El Gran Pelmazo. El maldito inoportuno que habla sin ton ni son sobre los tópicos más variados. Y te habla y te habla y te habla. Sobre la cesantía. El mal gobierno. El mal de Parkinson. El ganador del Loto. Su tía Eduviges. La guerra de Irak. La extinción del koala o la desprotección que vive en su barrio. Y te acompaña. Con su cháchara insustancial te acompaña. Por donde vayas te sigue, te acompaña. El trabaja de pegote. De pelmazo. De inoportuno. Tiene todo el tiempo del mundo para hincharte las pelotas. A ti y a todo el mundo. Trabaja de eso. Luego; cuando por fin has logrado que se despegue, te dice: “Otro día seguimos hablando".

Comments

4 comments to "Un amigo del alma"

Javier Ruiz dijo...
10:17

jajajajajaja

Jorval dijo...
12:17

Y lo peor de todo es que existen y son más de lo que uno cree. Saludos

Anónimo dijo...
22:05

Hola Hugo, por aca "el ganador de cuentos cortos", oye, solo por preguntar...el Pegote ese, es en quien estoy pensando? Por que si lo es, es la descripcion más acertada que he escuchado. Nos vemos en cualquier rato.

Loreto Diaz dijo...
13:00

Me gustaria Poder conversar con el señor Diaz no sobre el libro (disculpe) me gustaria saber si sabe algo sobre la famila Diap que vivió en Puerto natales y ahora quedan unos pocos nada mas le dejo mi e-mail esperando su respuesta muchas gracias.

Shanell_fh@hotmail.com

saluda atte a ud.

Loreto Diaz H

Ultimos Post

 

Copyright 2013 All Rights Reserved Milodon City Cha Cha Cha